Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Cambio de armarios: consejos para ordenar tu armario y guardar tu ropa.

Como ocurre con cada cambio de estación, ahora es el momento de cambiar la ropa de verano de nuestros armarios para dar paso a la ropa de otoño-invierno. Aunque para muchos de nosotros es una tarea un poco tediosa, te aconsejamos dedicarle tiempo para cuidar al máximo de tus prendas durante todo el tiempo que no las vayas a usar, y que así estén en buen estado cuando las vuelvas a utilizar. Verás que además es una muy buena oportunidad para ordenar y limpiar tu armario.

 

Clasifica la ropa antes de guardarla.

Lo primero que debes hacer al guardar tu ropa de la temporada pasada es clasificar tus prendas: aparta la ropa que sabes ya no vas a utilizar durante los próximos meses.

Aprovecha este cambio de temporada para donar o tirar la ropa que ya no utilizas. A menudo acumulamos mucha ropa que nunca nos ponemos,  ocupando un espacio innecesario, además de impedirte ver qué es lo que tienes en los armarios.

 

¿Cómo cuidar tu ropa?

  • Antes de guardar tu ropa es fundamental limpiarla; así evitas que se estropee ya que permanecerá mucho tiempo sin ser usada.  Si son abrigos, chaquetas o ropa delicada, lo mejor es llevarlos a la tintorería. Las demás prendas las puedes lavar en casa, siguiendo las instrucciones de las etiquetas. Para cuidar tanto tu ropa, como tu salud y nuestro planeta, te aconsejamos utilizar nuestros jabones de lavandería 100% naturales.
  • Despeja un espacio donde puedas guardar la ropa de la temporada pasada, ya sea en un cuarto trastero o un armario que no usas. Debes elegir un lugar donde la ropa no moleste ya que permanecerá allí durante varios meses.
  • Dependiendo del tipo de ropa, puedes guardarla en cajas, bolsas o en un armario. Utilizar, por ejemplo, bolsas de almacenamiento al vacío, de las que puedes eliminar el aire con una aspiradora. Son muy prácticas y te permiten guardar mucha ropa en un espacio reducido. Sin embargo, ten cuidado, ya que este sistema arruga mucho las prendas, por lo que tendrás que volver a lavarlas y plancharlas cuando quieras volver a usarlas. Las cajas con cierre son muy prácticas porque evitan la acumulación de polvo.
  • Cuando lo tengas todo empaquetado, no olvides etiquetar el contenido de tus cajas; por ejemplo, "toallas de playa", "faldas y pantalones cortos", "chaquetas", etc. Esto te facilitará encontrarlas rápidamente cuando necesites algo especifico.

 

Aprovecha para limpiar tu armario

Los armarios pueden acumular mucho polvo, especialmente cuando los artículos no se usan con frecuencia. Aprovecha el cambio de temporada para limpiar tus estantes con una fórmula natural multi-uso, que tiene la ventaja de poder utilizarse en varias superficies, como madera, acero, granito, etc. Para el polvo utiliza un plumero: es perfecto para llegar a zapatos, bolsos y rincones difíciles de alcanzar.

 

Ordena, refresca y purifica tu armario

Ordena tu ropa por colores, tipos de prenda o materiales, unifica todas tus perchas y deshazte de las que sobran. Ya verás cómo con estos pequeños cambios tu armario puede parecerse a una tienda de moda bien ordenada.

Ahora que lo tienes todo limpio y colocado, puedes rociar tu armario con nuestro Spray purificador de armarios Nº 210. Además de ambientar tu vestidor, tiene propiedades antivirales, antibacterianas, asépticas y antipolillas. Puedes potenciar su acción con nuestras bolas y aros antipolillas de cedro natural.

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Carrito de compras

No hay más productos disponibles para comprar

Tu carrito está vacio.