Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Algodón orgánico, algodón reciclado, algodón convencional... ¿Cuáles son las diferencias?

El algodón orgánico ocupa un lugar cada vez más importante en el mundo de la moda y de los textiles. A ello contribuye el que, desde hace ya varios años, estemos años tomando conciencia sobre la contaminación que genera el sector textil y las deplorables condiciones de trabajo que se dan en determinados países. Por eso queremos que, en este artículo, encuentres las razones para elegir algodón orgánico en lugar del algodón clásico, y descubras con nosotros las diferentes ventajas del algodón eco-responsable.

¿Dónde se cultiva el algodón?

El algodón es una fibra vegetal que se obtiene de las semillas de la planta del mismo nombre. Entre los tejidos de fibras naturales, el algodón es el de mayor producción mundial, principalmente en China e India. En Europa encontramos algunos productores independientes que están tratando de recuperar la producción de algodón, pero la iniciativa está aún en una fase inicial.

Asimismo existen dos tipos de cultivo de algodón: el algodón "convencional" y el algodón orgánico. Cada uno de ellos supone distintos impactos ecológicos.

Ventajas del algodón

Suave, natural y transpirable. Además es hipoalergénico y no irrita las pieles sensibles. Las fibras se hilan estrechamente hasta formar un hilo suave para la piel que no genera electricidad estática. Por eso generalmente prendas como las camisetas y la ropa interior están hechas de algodón. El algodón es transpirable y absorbe muy bien la humedad y el calor de la piel, manteniéndola fresca y cómoda en climas cálidos.

Robusto, económico y versátil: el algodón es una fibra fuerte, duradera y resistente a la abrasión. Las prendas de algodón se pueden lavar a máquina y resisten a lavados repetidos con agua caliente. Las fibras de algodón se tiñen fácilmente, dando como resultado hilos muy
coloridos. El algodón es económico y extremadamente versátil. Por eso se utiliza en una amplia variedad de telas muy habituales, como toallas de baño, calicó, chino, pana, o vaqueros, entre otras. Por lo tanto, podrás adquirir ropa de algodón económica en muy diferentes texturas y estilos, para todas las estaciones y todas las ocasiones.

¿Por qué el algodón es un problema para el medioambiente? 

La planta del algodón es una planta frágil. El uso intensivo de pesticidas, fertilizantes e insecticidas es recurrente en la agricultura convencional: estos químicos empobrecen el suelo y perturban la biodiversidad. Según la OMS, el cultivo de algodón representa el 3% del total de las áreas cultivadas por el ser humano, pero consume el 25% de los fertilizantes que se utilizan en el mundo. El riego de las plantas de algodón también es problemático, pues se necesitan
entre 8.000 y 11.000 litros de agua para producir un kilo de algodón; sin duda, un consumo excesivo de agua para el planeta.

Además, para dotarlas de más elasticidad, las fibras de algodón se someten a diversos tratamientos y son teñidas con sustancias que también son tóxicas para la piel y los pulmones. Metales pesados, cloro, o ftalatos, que resultan perjudiciales para los trabajadores que manipulan el algodón, pero también para los consumidores que visten estas prendas en contacto directo con la piel. La producción intensiva contamina mucho los suelos y los ríos, y es muy tóxica para los trabajadores: se estima que mueren unas 20.000 personas al año por el cultivo del algodón.

Por todo ello, hoy podemos afirmar que el cultivo tradicional del algodón es un desastre ambiental, pero también humano.

¿Por qué elegir algodón orgánico?

Para hacer frente a los problemas generados por la producción del algodón convencional, durante los últimos años ha ido desarrollándose el mercado del algodón orgánico o bio.

Y es que el cultivo de algodón procedente de agricultura ecológica no sólo es más ecológico para el planeta, sino también más ético. Requiere la mitad de agua y, lo que es más importante, solo los abonos naturales o el compost natural están autorizados para su cultivo. Por lo tanto, no contamina el medio ambiente, no agota el suelo y es más respetuoso con la salud de los trabajadores. Asimismo, el cultivo de algodón orgánico se asocia a menudo con un comercio más justo si lo comparamos con la industria algodonera convencional.

Desafortunadamente, solo una pequeña fracción de la producción mundial de algodón está certificada como orgánica. De hecho, un informe reciente indica que el algodón orgánico supone 2 millones de toneladas vendidas por año, frente a las más de 17 mil millones de toneladas de algodón convencional. Resulta por tanto evidente que aunque el algodón orgánico empieza a ganar terreno, aún queda un largo camino para su equiparación.

 

¿Cómo reconocer el algodón orgánico? 

El problema actual al que nos enfrentamos es que no existe una certificación orgánica real para el algodón. Es cierto que en ocasiones vemos etiquetas que llevan impresas el sello “algodón orgánico”, y que son utilizadas por diversas marcas de moda para certificar el uso de algodón ecológico. No obstante, algunas investigaciones revelan que, en una camiseta con este tipo de logo, podemos encontrar algodón uzbeko, cosechado en condiciones poco éticas,
y en particular por niños.

Sin embargo, hay algunos sellos en los cuales podemos confiar:

La etiqueta GOTS para Global Organic Textile Standard es la referencia en términos de algodón orgánico. Se puede identificar por su logo verde. Es la certificación más completa, en el sentido de que garantiza la responsabilidad tanto desde el punto de vista ecológico como social. Y esto, a lo largo de la cadena productiva textil. De hecho, para reclamar este sello de certificación independiente, uno debe poder cumplir con estándares estrictos en todos los niveles del proceso de suministro de algodón.

GOTS te garantiza, entre otras cosas:

  • Un mínimo de 70% de fibras procedente de la agricultura ecológica;
  • La ausencia de productos químicos tóxicos generalmente utilizados en el procesamiento de textiles;
  • La reducción del consumo de agua en el proceso de fabricación;
  • Y el respeto de los criterios sociales marcados por los convenios fundamentales de la OIT (Organización Internacional del Trabajo).

 

Entonces, ¿algodón o algodón orgánico? Creemos que la elección es clara…

Además, la ropa fabricada en algodón orgánico no solo es más ecológica, sino también más resistente. Efectivamente, al no haber sido sometido a los diversos tratamientos tradicionalmente añadidos, las fibras del algodón orgánico son especialmente resistentes y permiten la fabricación de prendas duraderas y robustas.

 

¿Dónde comprar ropa de algodón orgánico?

La industria de la moda emite 1.200 millones de toneladas de gases de efecto invernadero al año. Tiene un impacto mayor que los vuelos internacionales y el tráfico marítimo juntos. Por lo cual, vestirse de manera más responsable ya es una necesidad. 

Ante los abusos de la moda rápida, o fast fashion, muchas marcas apuestan por una moda más responsable, tanto socialmente como con el medio ambiente y la salud. Ofrecen ropa diseñada a partir de algodón orgánico, lino, cáñamo o lyocell, entre otros. Materiales más ecológicos que los que se ofrecen en la mayoría de las tiendas, como suelen ser el algodón convencional,
el nailon o el poliéster.

Afortunadamente cada día son más las marcas españolas que apuestan por el enfoque eco-responsable. Entre ellas queremos destacar algunas que nos han llamado la atención::

  1. Verdonce Home Mónica y Oliver diseñan y fabrican en Madrid una colección de "Básicos para tu Hogar Para Una Vida Sostenible y Natural". Gracias a sus bolsas para guardar alimentos o hacer la compra al granel, bolsos, discos desmaquillantes, estropajos, manoplas para el baño, etc... convertirás toda tu casa en un hogar más sostenible.
  2. Xiro Atlantic Denim, Made In Galicia, utilizan tejidos sostenibles, como es el algodón orgánico, que contiene el certificado GOTS.
  3. Ecoalf, marca española que crea sus prendas con materiales reciclados.
  4. L’Envers, lana, lino, algodón orgánico, nos proponen unas prendas sostenibles hechas artesanalmente en Madrid. Además te proponen diseñar tu propio modelo a medida
  5. Velvet BCN, tienda de moda sostenible y productos ecológicos y de comercio justo. Con el lema “Cuidas al planeta, te cuidas a ti”, garantizan que sus prendas se han fabricado en condiciones dignas de trabajo y respetando el medio ambiente
  6. Minimalism Brand, fabrican prendas básicas como camisetas, calzoncillos, calcetines, bañadores... sostenibles con tejidos orgánicos. Velan por la transparencia en todo el proceso de la fabricación de sus prendas y destacan el impacto positivo ambiental y social de su acción.

No obstante, desde Home Healthy Home te invitamos a consultar el listado de marcas asociadas a la Asociación de Moda Sostenible de España (Amse) cuyo compromiso con la sostenibilidad está garantizado.

Recurrir a estas marcas significa decidir comprar menos y mejor. También podemos optar por ropa de segunda mano, menos cara. Aunque siempre debería prevalecer la pregunta: “¿De verdad, necesito esta nueva prenda?”

 

¿Y qué hay del Algodón reciclado?

El algodón reciclado tiene una huella ecológica todavía menor porque da una segunda vida a las prendas sin producción de ningún material nuevo, por lo cual ahorra recursos.

Para hacer una prenda a partir de fibra reciclada, se recupera el tejido para triturarlo y devolverlo al estado de fibra. A continuación, las fibras se retuercen para obtener un hilo. Finalmente, el proceso de confección continúa al igual que para un hilo tradicional.

 

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Carrito de compras

No hay más productos disponibles para comprar

Tu carrito está vacio.