Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.
Envío gratuito a España peninsular por compras superiores a 60 €

La importancia de los aceites esenciales

Ahora más que nunca, debemos utilizar los aceites esenciales en nuestro hogar

Cada vez son más los hospitales que están adoptando su uso como herramienta terapéutica. Muchos de ellos ya habían comenzado a hacerlo antes de la crisis desatada por el coronavirus, incluso difundiendo aceites esenciales en sus salas de tratamiento. Por ejemplo:

  • El Hospital Saint-Nicolas d'Angers, en Francia, utiliza desde hace años los aceites esenciales de naranja dulce, de lavandín y de hierba limón contra el insomnio y la ansiedad de los residentes mayores.
  • El Hospital Valenciennes ha implementado más de 18 protocolos de utilización de aceites esenciales contra el dolor, los hematomas, etc. Los médicos hablan de “resultados excelentes” tras su aplicación.
  • El Hospital Mouscron, en Bélgica, utiliza los aceites esenciales de tomillo, de limón y de eucalipto para calmar el insomnio de sus pacientes.

Y no solamente en Francia. En Estados Unidos, la clínica Vanderbilt ha conseguido reducir el estrés de sus cuidadores de un 41% a un 3% gracias al uso de los aceites esenciales en sus pasillos.

 

¿Y en España?

Pues bien, aquí tenemos tímidos intentos por acercar los beneficios de la aromaterapia al ámbito hospitalario. Por ejemplo, el Hospital Sant Jaume de Calella, de Barcelona, comenzó a usarlos en 2019 para mejorar y facilitar los alumbramientos.

Los hospitales que utilizan la aromaterapia no lo hacen simplemente para desodorizar y aromatizar sus ambientes, sino porque los aceites esenciales pueden mejorar tangiblemente la salud de sus pacientes.

Los investigadores de la Universidad de Tottori, en Japón, son probablemente unos de los máximos valedores de esta tesis. De hecho, llevan años probando los efectos de los aceites esenciales en la enfermedad de Alzheimer.

En este sentido, gracias a un estudio en 128 pacientes expuestos a dos difusiones diarias de aceites esenciales, concluyeron que estos tienen “efectos positivos notables” tanto en la memoria como en la calidad del sueño y en la concentración..

La razón es simple: los vapores que emiten relajan el sistema límbico, que funciona como “asiento” de las emociones.

Y por eso se dice (y se ha demostrado) que, por ejemplo, los olores de albahaca recién cortada apaciguan el corazón, que el aroma exótico del eucalipto disminuye la presión arterial y que la picante esencia del limón abre las vías respiratorias.

 

 

El arma antiséptica de la Naturaleza

Los aceites esenciales ofrecen muchas otras propiedades importantes para la salud. Una de ellas, su enorme capacidad para deshacerse de los mohos y bacterias, en especial los estafilococos.

Esa es sin duda una de las claves que está convirtiendo a los aceites esenciales en un valor al alza en los hospitales de cada vez más países.

¡Son excelentes antisépticos naturales!

No son pocos los estudios que han abordado el impacto de la aromaterapia sobre la proliferación bacteriana. Algunas de las conclusiones más relevantes apuntan, a que en solo 30 minutos, los aceites esenciales son capaces de librar el aire de mohos y bacterias. Y después de 9 horas de difusión el aire quedaría limpio de todo tipo de colonias microbianas.

Es decir, podrás respirar un aire puro casi equivalente al de la alta montaña... ¡después de solo un día de difusión en casa!

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Carrito de compras

Todo el stock disponible está en el carrito

Tu carrito está vacio.