Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

¿Cómo lavar la ropa de bébé?

Cuando llega un bebé a casa son muchas las preguntas y los temores que nos asaltan. ¿Sabré asearlo y darle de comer correctamente? ¿Cómo debo lavar su ropita para que no le produzca irritaciones ni cualquier otro problema en la piel? Para esta última pregunta, te damos unos cuantos tips que te van a venir bien. Te ayudamos a lavar la ropa de bébé correctamente con algunos consejos.

¿Qué jabón utilizar para lavar la ropa del bebé?

Para empezar, es muy importante utilizar un detergente de lavandería con una fórmula suave, hipoalergénica, libre de fosfatos y agentes alcalinos para no dañar la piel delicada del pequeño. Evita los jabones con perfumes y aceites esenciales, especialmente los que contienen terpenos (limón, enebro, rosa, menta) y cetonas (salvia, cedro, eucalipto), porque estas sustancias pueden ser mal toleradas o incluso tóxicas, si se usan directamente sobre la piel.

Nuestro jabón de lavandería para ropa de bébé Nº 12 cumple con todos los requisitos. Hipoalergénico, su formula esta desarrollada sin perfume ni aceites esenciales y compuesto por ingredientes 100% naturales para una máxima tolerancia. Por su gran suavidad, es un jabón especialmente recomendado para las prendas más delicadas y para lavar la ropa que está en contacto con la piel de los bebés y adultos con pieles sensibles. Limpia a la vez que cuida todo tipo de tejidos y no deja químicos abrasivos en la ropa que puedan causar reacciones adversas en pieles sensibles. Ideal para lavado a mano o a máquina.

 

¿Con qué frecuencia lavar la ropa de bébé?

Cada tipo de ropa tiene una frecuencia distinta de lavado. La ropa interior y los pijamas los tienes que  lavar a diario mientras que el resto de prendas puedes lavarlos cada 2 días. En cuanto a las sábanas puedes cambiarlas y lavarlas cada 3 o 4 días, siempre y cuando por supuesto no están manchadas antes.

También es importante que laves su ropa tras comprarla. Sin duda, estas prendas habrán sido tocadas por muchas personas en la tienda o en el almacén, por lo que pueden portar suciedad o gérmenes. Además, muchos productos utilizados para teñir la ropa son irritantes, algunos incluso contienen disruptores endocrinos. Así es que nada más llegar de la tienda, lávala.

Buenos consejos para lavar ropa de bebé

Asimismo es importante no utilizar lejía ni suavizante. El suavizante contiene perfumes y otras sustancias alergénicas, mientras que la lejía es demasiado agresiva. Si necesitas quitar una mancha rebelde, puedes frotarla con nuestro stick quitamanchas de jabón de Castilla 100% natural. Su legendaria efectividad te ayudará a quitar las manchas más difíciles.

Recuerda, a su vez, lavar siempre la ropa de tu pequeño aparte de la colada del resto de la familia. Puedes lavar la ropa a mano o a máquina. En cualquier caso, te recomendamos que laves las prendas con encajes, tules y otros elementos similares a mano.

Si vas a elegir la lavadora, no la sobrecargues, adapta la temperatura, activa un programa para ropa delicada y pon la dosis adecuada de detergente, ya que podrían quedar residuos después del enjuague e irritar la piel de tu bebé.

También debes tener en cuenta el secado y el planchado. Para secar la ropa de bebé, lo mejor es hacerlo al aire libre, por ejemplo, en un balcón, una terraza o un patio. En caso contrario, el interior de la casa puede acumular humedad. Si está lloviendo o no tienes un espacio exterior, sécala en una habitación bien ventilada y limpia. Si utilizas una secadora, elige un programa suave y sin demasiado calor. Para una ropa suave y un secado mas rápido te aconsejamos utilizar nuestras bolas de secado. También conviene planchar la ropa de bébé, pues su vapor ayuda a eliminar bacterias. Nunca guardes en los armarios ropa húmeda, podría favorecer el desarrollo de moho.

 

Además de todo lo que te hemos comentado, te damos algunos trucos para lavar la ropita de tu pequeño, los cuales no te vendrán nada mal. Coloca los calcetines de bebé en una red antes de lavarlos, esto evitará que desaparezcan. Cierra las cremalleras y el velcro de los pijamas y monos de tu pequeño antes de lavar la ropa. Así evitarás que se enreden y dañen el resto de la ropa en el tambor. Por último, recuerda que debes mantener el mismo esmero a la hora de lavar los peluches, las mantas y otros enseres de tu pequeño.

Como has visto, los bebés tienen una piel muy delicada y las prendas están directamente en contacto con su piel, tanto durante el día que por la noche. Lavar bien la ropa del bébé es importante para su salud, tanto para evitar irritaciones como para prevenir la transmisión de gérmenes. Ahora que ya conoces cómo hacerlo, sigue todos estos pasos para que tu bebé se sienta a gusto con todas sus prendas.

Carrito de compras

No hay más productos disponibles para comprar

Tu carrito está vacio.